Buenos días y bienvenidos. A veces, un TCA puede ser difícil de detectar (como en mi caso), pero sí es cierto que hay una serie de signos y síntomas característicos que ayudan a diagnosticarlos. Hoy veremos los signos y síntomas de la anorexia.

Según el DSM IV, hay una serie de características que comparten todos los pacientes. Los principales son rechazo a mantener el peso corporal mínimo normal, miedo intenso a ganar peso, alteración significativa de la percepción de la forma o tamaño del cuerpo y la aparición de la amenorrea en las mujeres. Suelen ser adolescentes sin psicopatía previa valorable y sin obesidad, aunque pueden tener un ligero sobrepeso.

Estos pacientes suelen tener interés por la comida, aunque reprimen comerla en cantidades normales. El interés se manifiesta viendo programas de cocina, cocinando para su familia, etc. Igualmente, se interesan por el ejercicio físico y llegan a no sentir el cansancio aunque estén agotados.

Además de la amenorrea (desaparición de la menstruación), también hay un descenso de líbido y una tendencia al aislamiento social. Es normal que presenten cuadros de depresión y ansiedad y que les cueste dormir por la noche.

La malnutrición puede conllevar varios signos físicos como estreñimiento, intolerancia al frío, hipotensión, hipotermia, bradicardia, sequedad de la piel, lanugo, edemas periféricos (especialmente al recuperar el peso o dejar de tomar laxantes), anemia y leucopenia. Algunas veces el color de la piel es amarillento. Puede aparecer también atrofia mamaria, reducción del vello axilar y pubiano, y metabolismo basal disminuido. Además, la poca ingesta de calcio junto con la amenorrea puede generar la aparición de osteoporosis.

Todos estos signos y síntomas físicos pueden pasar una gran factura al cuerpo a largo plazo. Hay que tener especial cuidado con la osteoporosis y la anemia. Por eso, una intervención temprana es fundamental para intentar reducir los efectos negativos que la anorexia pasa al cuerpo.

Espero que este post os haya servido de ayuda y que os sea útil. Como siempre, os dejo los artículos en los que me he basado en la bibliografía. Quiero animar a que si crees que tú o alguien que tú conoces está sufriendo de esta enfermedad, busques ayuda y hables con tu médico o los recursos sociales locales. Recuerda, los TCA no nos definen y con ayuda, podemos recuperarnos. Un saludo y anímate a dejar un comentario. Fuerza ❤

BIBLIOGRAFÍA

Bravo Rodríguez, M., Pérez Hernández, A., & Plana Bouly, R. (2000). Anorexia nerviosa: características y síntomas. Revista cubana de pediatría72(4), 300-305. Recuperado de: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312000000400011

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *