Buenos días a todos y bienvenidos. Hoy quiero hablar de un tema relacionado con la nutrición cuando tienes un TCA. Antes de todo, quiero dejar claro que no soy profesional de la salud ni nutricionista, pero hablo desde lo que me han explicado nutricionistas especializados en TCA.

Cuando tienes factores predisponentes a tener un TCA o tienes un TCA ya desarrollado, hay veces que si vas a un nutricionista que no está especializado en TCA, te puede dar unas pautas y unos consejos que puede que no te ayuden. A ver, a la población en general, que no es propensa a estas enfermedades, una recomendación de una dieta restrictiva no les va a llevar a obsesionarse demasiado ni les va a interferir en su vida de una forma tan invasiva.

Hay profesionales que recomiendan cosas que no son saludables para una dieta en general, y, especialmente, no son saludables para las personas con TCA. Por ejemplo, una recomendación perjudicial es compensar después de una comida, no hacer las cinco comidas al día, hacer dietas milagro, etc. Por eso, me gustaría que, si eres un profesional de la salud, tuvieras en cuenta las características de tu paciente antes de darle una recomendación y ver cómo interpreta y le afectan esas recomendaciones.

Hablando de dietas milagro, hay muchos puntos derivados de esas "dietas" que se están poniendo de moda hoy en día y no tienen mucho sentido. Por ejemplo, la popular agua con limón para purificar el organismo. El agua es agua y el limón es limón. Porque te los tomes juntos en ayunas no van a cambiar sus propiedades y a convertirse en milagrosos. Ya hay órganos en nuestro cuerpo que se encargan de desintoxicar el organismo, como el riñón y el hígado.

Y ejemplos como este puedo poner muchos, pero no quiero dar demasiados detalles y que leer esto sea un detonante para algunas personas. Pero, en general, todos conocemos las características de una dieta milagro. Generalmente, son dietas restrictivas, que se hacen en un periodo de tiempo corto, con el objetivo de bajar de peso. Además, suelen llevar las palabras fácil, sin esfuerzo, peso o calorías muy asociadas.

Si sientes que tu nutricionista te está dando recomendaciones parecidas, igual no es lo mejor para tí si sufres de un TCA o eres propenso a ello. Tenemos que saber identificar y protegernos de lo que nos puede hacer daño. Creo que la mejor dieta que podemos llevar en estos momentos es una que incluya todos los grupos alimentarios durante la semana en las proporciones adecuadas. También agua, cinco ingestas al día en las cantidades adecuadas y tratar de tener un equilibrio emocional asociado. Estas son las pautas generales de la dieta mediterránea elaboradas por la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria). Esto no quiere decir que otras dietas de otros lugares del mundo no puedan incluir estas recomendaciones o algo parecido.

Por último, quiero dejar claro que la palabra dieta se refiere únicamente a la forma en la que come una persona, sus hábitos alimenticios. Por eso, al hablar de dietas, es recomendable ponerles un adjetivo, como dieta mediterránea, dieta milagro, dieta para perder peso, dieta de mantenimiento, etc.

Espero que este post os haya servido de ayuda. Quiero animar a que si crees que tú o alguien que tú conoces está sufriendo de esta enfermedad, busques ayuda y hables con tu médico o los recursos sociales locales. Recuerda, los TCA no nos definen y con ayuda, podemos recuperarnos. Un saludo y anímate a dejar un comentario. Fuerza ❤

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *