Buenos días y bienvenidos. Hoy toca tratar otro tema que era desconocido para mí y del que tenía una idea muy errónea hasta que lo padecí. La Bulimia Nerviosa, en adelante BN. Es otro de los Trastornos de la Conducta Alimentaria sobre el que la sociedad tiene poca información, y la que hay, generalmente, es pobre.

Como dije cuando traté el tema de la Anorexia Nerviosa, hay tan poca educación en trastornos alimentarios que la gente no tiene mucha idea de lo que conllevan. La idea generalizada que hay sobre esta enfermedad y que he visto plasmada en muchos productos audiovisuales, es que son gente que para estar delgada, vomita lo que come y ya. Pues no. No es tan sencillo. La BN conlleva mucho más.

La bulimia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por episodios compulsivos de ingesta descontrolada y exagerada de alimentos (binge o atracón) en períodos muy cortos de tiempo. Estas ingestas pueden llegar hasta las 10.000 kcal. Este episodio de atracón va seguido por episodios de restricción o purga para eliminar los efectos de esta ingesta calórica a través del vómito autoinducido, el uso de laxantes y diuréticos, dietas restrictivas y/o aumento de la actividad física.

La característica más importante de los episodios de atracón, es la sensación de pérdida de control del paciente, al contrario de la anorexia, donde el paciente siente que tiene el control de todo. Sientes que no puedes evitarlos y que cuando empiezas ya no puedes parar. Según el DSM IV, los atracones y las conductas compensatorias tienen lugar, por lo menos, dos veces a la semana durante un período de tres meses.

Otra característica es que la paciente se autoevalúa atendiendo principalmente al peso y a la imagen corporal. Por último, para que se considere bulimia, esta alteración no debe aparecer exclusivamente en el transcurso de la anorexia nerviosa.

TIPOS

Tipo purgativo: durante el episodio de BN, el paciente se provoca regularmente el vómito o usa laxantes, enemas o diuréticos en exceso.

Tipo no purgativo: durante el episodios de BN, el paciente emplea otras conductas compensatorias inapropiadas, como el ayuno o el ejercicio excesivo.

Espero que este post os haya servido de ayuda y que os sea útil. Como siempre, os dejo los artículos en los que me he basado en la bibliografía. Quiero animar a que si crees que tú o alguien que tú conoces está sufriendo de esta enfermedad, busques ayuda y hables con tu médico o los recursos sociales locales. Recuerda, los TCA no nos definen y con ayuda, podemos recuperarnos. Un saludo y anímate a dejar un comentario. Fuerza ❤

BIBLIOGRAFÍA

Rava, M. F., & Silber, T. J. (2004). Bulimia nerviosa (Parte 1): Historia. Definición, epidemiología, cuadro clínico y complicaciones. Archivos argentinos de pediatría102(5), 353-363. Disponible en: https://www.sap.org.ar/docs/publicaciones/archivosarg/2004/A5.353-363.Rava.pdf

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *